Páginas: 1
Autor Tema: El modelo B.I.T.E. de control mental  (Leído 1907 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« en: 08 de Junio de 2016, 07:20:32 pm »

La siguiente información complementa el otro post que publiqué hace unos días mencionando cómo la Misión se ajusta a la definición de grupo o secta destructiva utilizando el método descrito por el Dr. Robert J. Lifton, psicólogo estadounidense que estudió los efectos del llamado "lavado de cerebro" del gobierno Chino sobre sus ciudadanos y sobre los prisioneros de guerra en los 50s. Como vimos, la misión aplica los 8 criterios en contra de sus adeptos.

Alguno podría decir, "bueno, es la idea de un sólo autor...". Error. Hay muchas otras personas que han estudiado el fenómeno del control mental y de las sectas y de hecho, existen otros autores que describen distintas aproximaciones a las de Lifton para el control mental. Una de ellas es la Ph D Margaret Singer, quien describe el modelo de persuación coercitiva con 6 criterios específicos. Otro modelo, el que describiremos ahora, llamado B.I.T.E. fué elaborado por Steven Hassan, una víctima de la secta Moon en los 70s y que tras su salida de la secta elaboró este estudio de la mano de Lifton y una decena de autores y profesionales de la psicología.

El modelo BITE (mordida en español o CIPE) describe 4 principales "controles" que el sectario hace sobre sus adeptos:

1. Control del Comportamiento (B) (Behavior). El grupo o entidad sectaria controla las conductas del adepto al más mínimo detalle, hasta moldearlo a la imagen y semejanza del lider.
2. Control de la Información (I). El grupo o endidad sectaria controla, manipula y distorsiona la información que el adepto recibe, y la procesa de manera ventajosa para la organización en detrimento del adepto
3. Control del Pensamiento (T) (Thinkering). El grupo o entidad sectaria utiliza técnicas para manipular los pensamientos del adepto y detener cualquier crítica o pensamiento racional.
4. Control de las Emociones (E). El grupo o entidad sectaria controla las emociones del adepto haciéndole pasar por una "montaña rusa" emocional, desequilibrando su psique continuamente.

Hassan explica que si básicamente controlas dos de los cuatro aspectos, los otros dos tienden a alinearse para evitar la disonancia cognositiva. Es decir, si controlas la información y las emociones, el pensamiento y la conducta se modificarán para adaptarse a esa nueva información.

Veamos cada uno aplicado a la misión.

1. Control del Comportamiento.

Es súper claro que existe este control en la misión. Existe un reglamento muy estricto con actividades diarias y agendas rígidas que todo adepto debe cumplir. El objetivo es que su conducta sea completamente alineada al grupo sectario y no al revés. El control de la conducta incluye:

  • No alcohol, cigarro o drogas, y los promulgadores no pueden estar en lugares donde se consuma o promueva cualquiera de estas (bares, fiestas familiares, reuniones del trabajo, etc.)
  • Se prohibe a los promulgadores estar en contacto con ex-miembros
  • Los promulgadores no pueden estar fuera de sus casas después de la medianoche, a menos que estén participando en alguna actividad de misión (devociones, trabajo en oficinas, actividades económicas, etc)
  • Los promulgadores de preferencia deben casarse con una pareja promulgadora. Si la pareja no está en la misión, debe ser afin al grupo o de lo contrario no se pueden casar.
  • Los promulgadores no pueden viajar un hombre y una mujer solos, deben ir al menos 3 personas. Tampoco se pueden reunir fuera de las actividades de Misión sin conocimiento de sus padres espirituales o columnas
  • Los promulgadores no pueden hablar de ningún tema espiritual con nadie más que su padre espiritual
    o Columna. Sin embargo, su vida espiritual es ventilada via whatsapp al tener que reportar todo lo que hacen, incluyendo su compromiso básico de oración y sacrificio.
  • Los promulgadores deben reportar todo el tiempo su ubicación a través de su sistema C20
  • Los promulgadores no pueden ir a fiestas familiares, ni de vacaciones. Tienen que solicitar por escrito una "petición de privilegio" a sus Columnas para este propósito. Y deben explicar para qué desean asistir y qué plan de devoción, oración y sacrificio harán en beneficio de la Misión para autorizarles, además de evaluar si el promulgador entrega su meta semanal o cumple con sus devociones. Si la columna decide no autorizarlo, el promulgador no puede desobedecer so pena de ser expulsado, no importa si ya reservó el viaje o hizo algún gasto para asistir.
  • El promulgador no puede ir a su casa tras el trabajo, debe ir del trabajo a la Misión o a la devoción sin pasar por casa. Esto incluye madres o padres con hijos. "La Virgen va a educar a los hijos" les dicen.
  • El promulgador no puede ausentarse a ninguna actividad de misión, ni reunión semanal, aniversarios, retiros, convivencias, navidad, dia de gracias, año nuevo, etc. La única forma es estar enfermo de gravedad. Cualquiera que falte sin justificación o permiso de su Columna se considera expulsado de la misión, y por tanto, condenado al infierno.
  • El promulgador no puede aducir como justifación enfermedad alguna que no sea hospitalización para faltar a una actividad. Tampoco puede aducir a falta de recursos o transporte para faltar a ninguna actividad. Debe "romper barreras" y sacrificarse para cumplir a como de lugar.

Esta es sólo una pequeña parte de la gran cantidad de "criterios" que la Misión impone sobre sus adeptos. Estas reglas generan un marco de control de conducta que los obliga a no pensar sino a seguir las órdenes de sus superiores y consultarlos ante la más íntima decisión, como cambiar de trabajo, casarse, mudarse de residencia, estudiar una carrera o capacitación, buscar un mejor empleo, etc.

[continuará]
En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« Respuesta #1 en: 09 de Junio de 2016, 07:14:42 am »

2. El control de la información.

En este punto ya me explayé bastante en el post "¿Lavado de cerebro o control mental?" y ya he dicho que el control de la información es muy evidente en la Misión. Lo resumo en los siguientes puntos:

  • Por reglamento la misión obliga a no ver más de 5 horas de TV semanales (de hecho no tienes tanto tiempo normalmente) y sólo ver "cosas edificantes" y noticias
  • La misión prohibe a sus adeptos ingresar a sitios web "negativos" a la misión y les predispone a reaccionar negativamente hacia cualquier información crítica al grupo
  • La misión recomienda que el uso de las redes sociales sea únicamente "un uso responsable", es decir, que sólo sirva para obtener adeptos o para usar a los promulgadores como "arietes" en publicaciones en las que quieren causar ruido mediático o atacar a los disidentes.
  • La misión tiene una lista recomendada por el carisma de Laodicea de libros espirituales que el adepto puede leer. Todas aquellas lecturas que den un modelo de santidad que no se adecue al estilo de vida del promulgador, o documentos eclesiales que hablen sobre otro tipo de espiritualidad ajena a la misión, aunque sean católicas y aprobadas por la Iglesia son desalentadas
  • Toda la información de documentos de la Iglesia en contra son siempre analizadas internamente distorsionando su contenido. Normalmente se desalienta la lectura de los comunicados y muchas veces no se ofrecen directamente al adepto, sino que se "editorializan" para hacerlos parecer injustos o parte del "proceso" de persecución de un santo. Se habla mal tras bamabalinas de obispos y sacerdotes que no comulgan con la visión de la misión.
  • Los promulgadores (al menos en PR) deben utilizar únicamente el smartphone que la misión obliga a comprar y no pueden tener un segundo equipo. Dicho equipo se audita para evitar filtraciones de información interna.
  • Se debe reportar todo el día las actividades y ubicación en todo momento a través de los códigos C20. El promulgador no puede pasar más de 8 horas sin reportarse y se audita diariamente por Pérgamo quienes reportan y quienes no.
  • Ningún promulgador debe ver programas de TV, series o películas clasificadas "para adultos" a menos que sean recomendadas por Laodicea.
  • Se mandan de vez en cuando "cruzadas" para que todos los promulgadores comenten "positivamente" en favor de la misión notas de prensa en PR o en internet para que se vea que hay "miles de devotos" interesados en el tema, sobre todo en "noticias" que ellos pagan (por ejemplo, notas de prensa de los aniversarios o actividades masivas). Cuando hay ataques a la misión o sitios en contra, igualmente se mandan huestes a llenar el foro de comentarios a favor o incluso instrucciones de "reventar" las discusiones que no les favorecen.
  • Valiéndose de la ignorancia de la mayoría en temas doctrinales, modifican deliberadamente términos y definiciones para que las teorías y sincretismos tomen validez. Redefinir términos como "el Amor = Sacrificio" o "la Plenitud > Santidad" o "mayor Santidad = # de adeptos" son comunes en la doctrina sectaria. Algunas de estas redefiniciones chocan directamente con el catecismo de la Iglesia y la tradicion cristiana, la cual no se toma como referencia única sino siempre "a la luz" de los mensajes de la Virgen, su real "patrón" de entendimiento de las escrituras o la doctrina "católica" que supuestamente enseñan.
  • Los mensajes completos únicamente están en posesión de Collado, por tanto nadie pude verificar la autenticidad de los mismos ni comprobar el cumplimiento de los eventos que supuestamente detonan su publicación. La Iglesia jamás ha sancionado los mismos ni estudiado a detalle para encontrar errores doctrinales, aunque ellos aseguran que "nunca la Iglesia ha manifestado error manifiesto en los mismos"
  • La historial de la aparición no coincide con los hechos documentados en los periódicos de la época. Los libros existentes acerca de los hechos han sido editados por los propios miembros de la secta, por tanto no son literatura fiable para el establecimiento de los hechos reales.
  • Se han escondido y narrado de forma diferente los distintos hechos incrminatorios en contra de Juan Angel Collado. Se ha difamado públicamente a los denunciantes diciendo que son poco serios y "cobardes" y restándoles credibilidad alguna diciendo que son "flojos" y "no cumplen" y que por ello enloquecen para salirse de la Misión y que "justiican su conciencia". Igualmente ocultan cualquier dato acerca de la salida de los ex-miembros y dejan correr rumores acerca de los mismos para desacreditarlos.

En definitiva, controlando y dosificando la información que el adepto recibe, así como aislando a las personas de su realidad, logran controlar al adepto para crearle una "realidad" alterna a la que ven todos los externos. Esto hace que cuando al adepto se le confronte con los hechos este lo niegue reiteradamente pues su realidad está afectada severamente y no comprende los hechos desde una óptica correcta. Por ello se siente perseguido e incomprendido y refuerza la teoría del grupo de una "persecución demoniaca" porque no pueden explicar en su realidad distorsionada las denuncias del grupo.

[continuará]
En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« Respuesta #2 en: 10 de Junio de 2016, 07:04:02 am »

3. El control del pensamiento

Tanto el control del pensamiento como el control de las emociones son las partes, quizá, más dolorosas y más dañinas de estos grupos. El juego mental en el que entras al adentrarte en la misión es uno muy destructivo y que deja marcas tanto físicas como emocionales a los adeptos. Créanme que recordar y escribir estas palabras son las más difíciles para cualquiera.

Dentro de la misión existen reglas específicas para parar todo lo que represente pensar críticamente acerca de la información interna del grupo. Cuando se manipula la información se aseguran de cambiar algunos conceptos y definiciones de manera que respaldan la teoría sectaria, y esto hace muy difícil detectar estas mentiras dentro de la secta.

La misión manipula todo el marco formativo para inducir a los adeptos a pensar que el pensamiento crítico es un problema y se insinúa que es un pecado. Veamos un ejemplo de su línea argumental:

1) El hombre desobedece a Dios y esto provoca el pecado original (Eva desobedece al comer del fruto prohibido y luego induce a Adán a hacer lo mismo, luego la desobediencia a Dios es el pecado más grave. Quizá no entra al caso, pero mencionar que este aspecto se le integra la explicación de que Adan y Eva es una figura retórica y que en realidad había muchos "seres plenos" en la antigüedad que tenían dones supernaturales como la Ciencia Infusa, y que básicamente la emplearon para "crear" seres sin Dios y que ésta desobediencia a no crear fué el pecado original. Todo en la línea del "poligenismo", lo cual va en contra del "monogenismo" enseñado por la Iglesia Católica)
2) La Virgen en sus mensajes dice que el hombre debe restituir los pecados,
3) para restituir el pecado original, se debe entonces compensar el pecado de la desobediencia por obediencia irrestricta a Dios,
4) el adepto al hacer su promesa, se vuelve esclavo de la "esclava perfecta" (la Virgen) o sea que supuestamente obedece a Dios a través de la estructura de la misión.
5) en la misión, la línea de obediencia es hijo espiritual-padre espiritual-columnas-JAC-kiekiu-Virgen (esto lo niegan públicamente diciendo que "el cuerpo rector" de columnas es quien decide por consenso y que de ahí viene la "inspiración" de la Virgen, por lo que cualquier orden que dan las columnas es orden de la Virgen misma, aunque en realidad es JAC quien les dicta a las columnas el plan a seguir por órdenes de kiekiu o "K"),
6) por tanto, cuestionar cualquier orden dada en el grupo desde las esferas superiores constituye desobediencia a la Virgen y por tanto, un pecado.
7) ergo, se desalienta cualquier pensamiento crítico hacia la orden dada. Aqui no importa si la orden es moral, si es legal, si contraviene la autoridad civil o religiosa de cualquier modo, si el fin justifica los medios. Ninguna autoridad humana puede contradecir esa orden porque viene de Dios. El adepto la debe ejecutar y obedecer sin cuestionar porque "la Virgen lo pide" y punto.

Como podemos ver, la línea argumental de la misión no tiene ningún sustento si la analizamos con rigor. Para poder sostener esta argumentación, debemos aceptar varias cosas previamente como hechos consumados:

1. Se debe aceptar que la aparición es real y que efectivamente la Virgen (y por tanto Dios mismo) está detrás de esta organización, por tanto JAC es el enviado de la Virgen y el depositario de todo el plan para la misión. Y por tanto, se le debe respeto puesto que su palabra viene de Dios, no importando su conducta "humana".
2. Se debe aceptar que la autoridad de la línea de mando de la misión, al ser Dios directamente su líder, y al no intervenir la Iglesia en ninguno de los nodos de mando, es un ente igual y/o superior a la Iglesia, y que debe actuar independientemente si la Iglesia la acepta o la rechaza. Incluso si la Iglesia los excomulga, la misión debe seguir porque su autoridad directa es Dios y debe cumplir a cabalidad sus objetivos.
3. Se debe aceptar entonces, que este grupo, como muchas veces se menciona, no es un grupo de apostolado cualquiera y tiene una misión superior a cualquier organización humana o divina existente hasta hoy.

Si aceptamos estos postulados, estaríamos aceptando definitivamente que la misión comparte algunos postulados de la Iglesia pero no es de la Iglesia ni surge de ella, ni responde a la misma, y tiene una estructura paralela que trata de influir a la Iglesia porque Dios determinó que esta "fracasó" en su encomienda. Tendríamos que aceptar entonces que la Iglesia por sí misma es incapaz de llevar a cabo la tarea que le fué encomendada desde el principio por Cristo, y que por tanto requiere de un grupo de "seres superiores" que llevarán a la Iglesia a una nueva iluminación espiritual y a corregir el rumbo "desviado" de la institución original. Tendríamos que aceptar que JAC es un ser superior al Papa, los Obispos o cualquier autoridad eclesiástica o civil porque es vocero divino de una verdad que la realidad no puede comprender... y por tanto, tendríamos que tener obediencia ciega e incondicional a un grupo de "seres superiores" que tienen un conocimiento más perfecto de la verdad que la propia Iglesia de Cristo, que, según sus palabras y no las mías, "tienen la verdad absoluta mientras que la Iglesia tiene sólamente la verdad de salvación". ¿Alguien ha contado el número de herejías que tuvimos que aceptar los que estuvimos dentro para ser parte de este "plan supremo"?

¿Cómo podríamos entonces, de aceptar toda esta bola de nieve, criticar o poner en duda a la misión, a JAC y sus líderes?. En efecto, NO ES POSIBLE sin aceptarlo. Por tanto, esta doctrina es totalmente tóxica y fuera de la realidad cristiana. Si nos fijamos, la doctrina pone muros falsos que detienen el pensamiento crítico y evitan que cuestionemos hasta la más mínima orden, aunque nos parezca un capricho o algo sin sentido (después de todo, si lo dice la Virgen, ¿cómo respondes a eso?).

Como si no fuera suficiente este marco de pensamiento pervertido, en la misión se ocupan técnicas de "interrupción de pensamiento" para evitar que "la loca de la casa" (el raciocinio) trabaje:

1. El ejercicio del "no". Consiste en negarse contínuamente o detener cualquier pensamiento negativo o acción que me complazca. Por ejemplo: si quiero comprarme un dulce, digo "no" y me guardo el dinero o lo entrego como "meta económica" (así me lo ejemplificó uno de mis "padres espirituales"), o si tengo un mal pensamiento, digo "no" y rezo una "llama" o una jaculatoria. Así durante todo el día. Esto programa tu mente para cerrar los circuitos de la crítica ante cualquier disonancia o evento que contradiga la realidad sectaria.

2. "Gracias Recibiras...". Ya lo había explicado, pero esta frase se ocupa para cuando algo injusto sucede: te regañan por algo que no hiciste o bien a un hermano lo tratan injustamente. Detiene la crítica ante la injusticia y "la pone en manos de Dios".

3. Reprimendas o castigos por hacer "comentarios negativos" ya sea en una reunión o algún medio. Se te enseña que no debes decir "cosas negativas" de la misión y sus miembros ante los demás.

4. Dime la Virtud. Es un ejercicio en que cada miembro pasa al frente y los demás le dicen, en lugar de sus defectos, alguna virtud que la persona tiene. Esto refuerza lo positivo, pero también oculta a las personas sus áreas de oportunidad o defectos que tenga para mejorar. Aunque la culpa es usada constantemente en el grupo, esta es sólo de uso exclusivo de la línea de mando, es decir, el padre espiritual, líder o columna. Cualquier crítica entre iguales es desalentada.

El control del pensamiento abarca también al interferir durante todo el día al adepto con mensajes de "formación" por correo o mensajería instantánea, como los famosos "beepers" de JAC, en donde no se le permite desconectarse mentalmente de la secta ni en el trabajo ni en las noches. Hay ocasiones en que estos mensajes llegan a altas horas de la madrugada y se hacen ejercicios de que todos contesten a esas horas, interrumpiendo el descanso y obligando al adepto a mantenerse mentalmente enganchado.

Las oraciones comunitarias, vigilias forzadas y compromiso básico en grupo también se utiliza como arma para desalentar el pensamiento crítico. Se tiene a la persona minada en sus facultades físicas e intelectuales a través del desvelo, trabajo a destiempo, ayunos, sacrificios, trabajos devocionales y obtención de recursos que evitan que el adepto tenga tiempo para pensar con tranquilidad y sin presión. La constante presión de hacer cosas "para ayer" es deliberada para este propósito.

Vemos cómo práctimente este enfoque de control mental también la misión lo cumple a cabalidad. El último punto, control emocional, es el más difícil y largo de explicar, pero verán cómo realmente es muy dañino lo que hacen.


[continuará]



« Última modificación: 25 de Junio de 2016, 12:53:32 pm por caballeroblanco » En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« Respuesta #3 en: 10 de Junio de 2016, 12:59:58 pm »

4. Control de la emociones.

El cuarto componente del control mental es, quizá, el más dañino de todos. Las emociones son una parte muy importante de la psique de las personas. Detonan acciones y producen en el adepto estados mentales específicos donde la persona se vuelve vulnerable y sugestionable. El control de las emociones de cualquier persona es casi el 50% del trabajo del control mental, porque una vez controlando las emociones, los comportamientos vienen después y poco a poco el pensamiento cae y cede ante la presión por mantener la psique estable. No es casualidad que los medios de comunicación, los políticos, los artistas y todos aquellos que quieren obtener algo de nosotros traten de mover nuestras emociones para lograr sugestionarnos a hacer algo. Las emociones juegan un papel muy importante para que el mensaje del comunicador se recuerde y llegue al receptor.

Ya habíamos visto anteriormente que la misión prepara sus actividades y sus ambientes generales con una intención de provocar una "experiencia mística planificada". Es decir, hacer que tus sentidos interpreten que son "algo diferente", que tienen "espiritualidad", que "Dios y la Virgen te llaman". Pero además, internamente a los promulgadores nos inician en una verdadera montaña rusa emocional.

¿Cuales son los sentimientos con los que juega la Misión para lograr sus propósitos?

1. Culpa

La culpa está presente constantemente en la vida de los promulgadores. Hay muchísimas razones por las que la Misión hace que sientas culpa. Veamos:
  • No ir al pueblo de devoción, aunque sea por una causa legítima como enfermedad, trabajo, hijos o familiares enfermos o problemas económicos graves
  • No lograr las metas devocionales o económicas de esa semana o de la actividad
  • No lograr los 7 hijos espirituales, y si ya los lograste, no tener tus 56 (los 7 hijos de tus hijos)
  • Desobedecer una orden de una columna o líder, aunque esta sea irracional o imposible de cumplir
  • Cuando una orden es ambigua, actuar con criterio propio y no preguntar (te irá mal hagas lo que hagas)
  • Llegar tarde a una actividad de misión (seguimiento, reunión de líderes u otra actividad importante)
  • Ir con tu familia sin la autorización de tu columna
  • Hablar con un ex miembro
  • Mencionar algún error de tu parte en una reunión PH (tu padre espiritual te hará sentir basura "por tu bien espiritual")
  • No ayunar el viernes, incluso si por condiciones médicas no puedas hacerlo.
  • No irse del trabajo a la devoción directamente
  • Quejarse de algún maltrato de un líder o miembro
  • Quedarse dormido en una charla o actividad, pese a que estés agotado por ayuno o trabajo intenso
  • Cuando te dicen que "la humanidad se pierde en el mundo del placer" y tú eres un flojo que nada hace por los demás
  • Por casi cualquier motivo imaginario, aunque no lo merezcas
  • La culpa máxima e imperdonable: salirse de la misión. Significa la condenación eterna. Ni pensarlo si tu familia también está de lleno en la misión, pues la perderás para siempre.

Aún si fueras un promulgador de excelencia que cumple hasta con los caprichos más irrisorios, siempre encuentran manera de culpabilizarte con algún pecado imaginario para "purificarte", ya sea porque eres soberbio, o porque no lo eres, o porque tus invitados cometieron un error, o por la salida de un promulgador que es hijo tuyo... el chiste es que en algún momento encontrarán algo de lo cual tomarán ventaja para utilizarlo en tu contra.

La culpa es un sentimiento muy manipulador, porque hace que hagas cosas que normalmente no estás dispuesto a hacer pero que haces por "restituir" tus pecados o que otra persona te perdone.

La formación de la Misión alimenta la culpa constantemente, porque te dicen que eres "flojo", que "la gente no se acerca a la misión por tu mal testimonio", porque "como no eres santo, no atraes a los demás", y por supuesto, es de estos "malos promulgadores" que el plan de Dios no avanza y el mundo se corrompe irremediablemente.

En las reuniones padre-hijo, recuerdo que mi padre espiritual cuando te preguntaba por qué no tenías hijos espirituales, no te dejaba decir que era por la persecución, o porque la gente no quería, o porque les gustaba la devoción pero no la misión, o porque no querían compromisos... siempre la respuesta debía ser "porque no me esfuerzo lo suficiente" y nos obligaba a escribir todo el tiempo formas de lograr que la gente se acercara a la Misión y "romper tu yo" para lograr que esos hijos llegaran. Algunas de las cosas que escribíamos eran como esto:

  • Lograr convencer al menos a 5 personas semanales, yendo a sus casas por ellos si era preciso el día de la actividad, para llevarlos a los seguimientos.
  • No aceptar un no como respuesta. Si la persona no quería ir, insistir hasta 3 veces por persona para invitarlas a alguna de las actividades.
  • Buscar diariamente tu cuota de personas y no regresar a casa sin contactar a las personas que te habías propuesto
  • Someterse "voluntariamente" a ayunos y sacrificios adicionales a los que ya se hacían en la misión y representación para lograr "arrancarle almas a Dios" (sic)
  • Los domingos, no regresar a la casa sin la meta completa (es decir, si eran las 2am y tu no habías logrado tu meta, no podías regresar a tu casa "incompleto"). Algunos promulgadores vendíamos fuera de las gasolineras a altas horas de la noche para cubrir la meta.

Obvio que al no cumplir con una meta el sentimiento de culpa es grande porque observas que en el chat de misión muchos ponen "meta completa" o "CB hecho" y te preguntas "¿por qué no puedo hacerlo?". Obvio, los que obtienen metas económicas altas o muchos hijos no necesariamente es que sean más virtuosos o incluso que hagan mayores esfuerzos. La realidad es que, como buen negocio, las personas que tienen mayor capacidad de venta son las que pueden obtener este tipo de beneficios. Un buen vendedor logra mayor empatía con las personas y también sabe ofrecer sus productos para ganar dinero. Pero eso no significa que sean más santos o más virtuosos. De hecho, muchos de los más exitosos desarrollan vicios muy específicos como la altanería o la soberbia (constantemente gritonean o maltratan a sus hijos espirituales o los hacen ver mal en público, o bien hablan mal de otros), y desdeñan a los promulgadores que "no logran sus metas por flojos" ya que no cuentan con ciertas habilidades sociales. Incluso algunos no cumplen o hacen bien sus compromisos de oración o sacrificio, e incluso mienten frecuentemente ante los demás, pero eso no importa, porque obtienen lo que es más valioso para la misión: hijos espirituales y dinero.

2. Euforia

Una vez que la misión te ha hecho sentir como cucaracha, los líderes saben que no pueden mantener a un grupo deprimido todo el tiempo. Por tanto, de vez en vez elevarán el espíritu de los adeptos con temas "misticos" en donde se hablan de premios y dones sobrenaturales e inimaginables para aquellos que no se rinden y buscan seguir adelante "a pesar de las persecuciones e injurias". Es aqui donde te dicen del "bastón sagrado", de "la morada plena del Padre", de "la vara de hierro para gobernar a las naciones". Serás un hombre pleno, no morirás, vivirás la alegría del ser junto al Padre celestial. Toda una fiesta a la que estás invitado si te quedas a sufrir y sacrificar hasta la última gota por lograr "tu Misión".

En un segundo eres basura y al otro eres la única esperanza de la humanidad. Por momentos te tiran al suelo retorciéndote por tus pecados y de repente eres "alguien especial para Dios". De repente eres "promulgador del año" o cuando logras alguna meta de la que quieren sacar ventaja te pasan al frente y te aplauden. Claro, no siempre que cumples se hace, porque sólo escogen aquellas cosas que pueden usar para inspirar a otros a trabajar más (haciéndolos sentir culpables en el proceso).

3. Miedo

El miedo... el clásico sectario. El miedo es una emoción intensa, y por tanto, es una de las que más te insta a obrar cosas indeseadas. El miedo provoca paranoia, provoca angustia, provoca dolor. Pero también provoca desvelos, trabajo sin quejas y enfocado, porque se busca salir como sea de la situación. El miedo es el arma más poderosa de un político, y también lo es de un sectario.

La misión usa el miedo frecuentemente, al "informar" a sus promulgadores de hechos en el mundo como terremotos, tsunamis, inundaciones, volcanes, pestes, guerras y problemas sociales, que pueden estar dentro del territorio donde viven pero también en el mundo. Se usan las desgracias para mantener comprobación de que estos son "los últimos tiempos" y que a este mundo ya no le queda mucho. Confidencialmente, hay dos eventos que están esperando oficialmente que iniciarán "el fin":

  • El día del frio o "dia anaranjado". Supuestamente descrito en el cuarto mensaje, el cual la boveda del cielo aparecerá anaranjada, hará un frío intenso y habrá por doquier un sentimiento de angustia y desesperación. La carne de algunos se les chorreará de los huesos y todo mundo querrá matarse, sin lograrlo. Un apocalipsis zombie en regla pues. En este "día anaranjado", los promulgadores deberán caminar sin parar ni llevar a nadie que no sea promulgador, ni siquiera hijos o familia, hacia una montaña que en PR es el cerro del Yunque y en México hay dos montañas, una en el sur por Veracruz, y otra en el norte hacia San Luis Potosí. En otras misiones también hay otros lugares que supuestamente están a cierta altura mínima que JAC dice que es la necesaria para sobrevivir. Contínuamente se dan charlas de lo que hay que hacer, como no detenerse hasta llegar a la montaña (tienen 6 meses para llegar ahi a partir del momento que se declare ese día), que no arriesguen su vida siendo "buenos samaritanos" (es decir, a Dios le valdrá cacahuate cualquier alma que salves, así que la tuya es la importante), entre muchas otras cosas.
  • El día del calor. Por si acaso no fuera suficiente, se profetiza que habrá un segundo día de desgracia apocalíptica que consiste en que el planeta se dirige hacia una zona "extraña" del universo donde la tierra será bombardeada por una especia de anti materia que básicamente desintegra cualquier cosa órganica con base de carbono al tocarla, conviertiendo en polvo lo que toca (al más puro estilo de la narración de Lot, de hecho dicen que es el mismo fenómeno). Se dice que este fenómeno ocurre cada 10 mil años y que por eso no se tienen registros de ello pero que puede pasar en cualquier momento y esta anti materia acabará con todo, plantas, agua, animales, y cualquier ser humano que sea tocado por ella se desintegrará al instante. Hay instrucciones específicas para "sobrevivir" (siempre me he preguntado que si sobrevives a algo así, ¿por cuánto tiempo lo lograrías? no creo que diera tiempo para fundar una "nueva civilización" en este caso)

Hay otras muchas potenciales desgracias que se usan como acicates para trabajar "sin demora" como el volcán Yellowstone, como una posible guerra nuclear, como una posible hambruna o una bacteria resistente a antibióticos. Cosas que supuestamente están por ocurrir "en los próximos años" pero que, igualmente podríamos decir que pueden no ocurrir. El asunto es traerlos a la mente del adepto para mantenerlo en un estado de alerta y hasta cierta paranoia por lograr cubrir los objetivos económicos y de reclutamiento del grupo. Ante esta realidad alterada, cualquier enfoque a planificar un crecimiento sostenido de la familia, planear algo a 5 o 10 años profesional o personalmente (o incluso en la Misión) se vuelve irrelevante. Todo el mundo se va acabar pronto!! ¿Para qué preocuparse por esas nimiedades?

4. Desprecio

El desprecio tiene también su cabida y su parte en el juego Sólo que en este caso, el desprecio está canalizado y asociado a cosas muy concretas:

1. Desprecio al "mundo pecador". Es decir, a cualquier cosa que me saque el control mental o que se asocie con "mi vida anterior" a la secta. Es decir: la familia que no comparte o se opone a mi filiación a la misión, los eventos sociales de los que no puedo obtener un provecho para el grupo, las vacaciones, las "tentaciones" de buscar un trabajo mejor remunerado que me exijan más tiempo o que le "robe a la Virgen" el tiempo del promulgador, las salidas familiares con hijos o esposa a lugares que no están controlados por la misión, los viajes a otros países o estados del país donde no existe presencia de promulgadores, etc.

2. Desprecio a los "ex promulgadores". Cuando uno está en el grupo, es un "héroe extraordinario, de buen juicio y un santo de los últimos tiempos". Cuando uno se sale, es un "ser despreciable que prefiere al mundo antes que a Dios". Dentro del grupo, lo que digas será respaldado aunque sea falso. Fuera del él, lo que digas será reprobado aunque sea cierto. Tu "familia" espiritual te verá en la calle y te volteará la cara, o se seguirá de frente sin hablarte, por "atreverte" a abandonar tu promesa. Si tienes problemas, no podrás recurrir a ellos, ya que prestarte ayuda está prohibido. Esa es la "caridad perfecta del ser" que promueven.

3. Desprecio a los sacerdotes y obispos que los atacan. "Son espiritualmente inferiores, viciosos o poco entendidos en la fe" dicen de algunos. De otros, "son timoratos y les da envidia" que haya un grupo tan "crecido" espiritualmente que les roben a sus fieles. Otros que les gusta el vicio, o el dinero, o que son pederastas. Siempre hay un por qué odian a la misión. No es que hayan comprobado las herejías, los abusos y las mentiras del grupo, es simplemente que están "confundidos" y "conspiran" para atacarlos. El grupo siempre promueve una desconfianza completa a los sacerdotes, menos por supuestos, a aquellos pertenecientes a la "Obra".

Como vemos, la ruleta emocional es diversa y lleva a comportamientos dirigidos a conveniencia del grupo. Todavía hay más detalles acerca de este tópico, pero estos los tomaré en la conclusión.

[continuará]

En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« Respuesta #4 en: 11 de Junio de 2016, 08:08:19 am »

5. Precisiones

Antes de concluir con esta disertación, quiero hacer algunas precisiones acerca de lo escrito:

Primeramente quiero decir que todo lo aqui expuesto es verificable. Todo lo aqui descrito se ha aplicado alguna vez en la historia de la misión, desde los años 90's hasta nuestros días. Si bien en ciertos momentos le dan más énfasis al dinero o a los adeptos dependiendo de la necesidad o sus objetivos concretos, en general la línea de funcionamiento de la misión siempre ha sido la misma: buscar sumar adeptos, obtener poder, obtener dinero y posición en la Iglesia. Esa es la estrategia general y jamás cambiará. Simplemente cuando se cierra una puerta, buscan una ventana.

Segundo. Algunos miembros podrían alegar lo siguiente para desmarcarse de algunas de estas acusaciones:

1. "No somos el único grupo que aplica estas técnicas". Cierto. Pero como en todo, hay matices. El hecho de que haya otros grupos que también apliquen técnicas de control mental o dinámicas terapeúticas poco éticas no hace aceptable de ninguna forma el control mental, aunque la Iglesia de un aval eclesiástico. Al contrario, denota un problema social serio que es el uso indiscriminado y poco ético de dinámicas de grupo peligrosas que deben ser reguladas por terapeutas éticos y profesionales de la salud. Sólo por mencionar algunos, aqui menciono una pequeña lista de grupos en los que se utilizan este tipo de técnicas, y que se puede verificar que también han generado polémica y problemas sociales por lo mismo. La Iglesia sabe de estos casos e incluso ha tenido que intervenir de la misma forma que con la misión, aunque en varios casos los grupos han ido respondiendo positivamente a la intervención de la jerarquía:

  • Opus Dei. Podemos encontrar en la red muchos recursos de ex miembros de este grupo que hablan de abusos, malos tratos, deformación de la fe, acumulación de poder y riqueza, entre otros problemas sociales. Aunque son aceptados por el Vaticano, socialmente son disruptivos y en los países donde tienen presencia y posición política han tenido fuerte oposición por sus prácticas que en algunos casos, incluyen control mental y manipulación.
  • Legionarios de Cristo. De origen mexicano, fundados por el sacerdote Marcial Maciel, han sido objeto de escándalo al demostrarse que su líder tuvo amoríos siendo sacerdote y una prueba de ADN demostró su paternidad de un hijo ilegítimo, y se acusó al grupo igualmente de acumular dinero, proselitismo indebido, desviaciones doctrinales y control mental. La Iglesia intervino en la orden y el grupo laico, eliminando toda la literatura y elementos destructivos y errores doctrinales que practicaba el grupo e instituyó un nuevo grupo de directores, a fin de recomponer el grupo y encausarlo por el camino correcto. Su docilidad para la intervención de la Iglesia ha sido clave para que la orden no desaparezca al momento. Su proceso de ajuste de prácticas sigue en proceso.
  • Movimiento Juan XXIII. Otro grupo apoyado por el Vaticano, que se dedica a hacer retiros parroquiales. Nacido en 1973 en Puerto Rico, el movimiento surge por una "devaluación de la Iglesia Católica". El grupo ha sido acusado de sincretista y de prácticas cuestionables de control mental. También existe un temor de que en algún momento se convierta en un grupo sectario. Sin embargo, el Vaticano sigue apoyando al grupo y hay sacerdotes dentro del movimiento que tratan de mantenerlo dentro del orden eclesiástico.

¿A qué quiero llegar con esto? No es que quiera quitarle validez a otros grupos similares a la misión ya sea dentro o fuera de la Iglesia Católica. Aquí lo que quiero demostrar es que, hablando en términos de la psicología, existe evidencia concluyente que cualquier grupo, independientemente de su status jurídico, ideología, o enfoque (tanto si es un grupo religioso, político, empresarial o deportivo), si dichos grupos utilizan técnicas de control mental y persuación coercitiva, tendrán como resultado los mismos efectos secundarios en todos los casos: personas con psique desbalanceada, familias rotas, problemas emocionales de los ex miembros, disrupción social, etc. Es decir, NO IMPORTA LA IDEOLOGÍA, pues se usa como mera excusa para ejercer un CONTROL INDEBIDO sobre los individuos de la sociedad. Lo que a los líderes de muchos de estos grupos les importa es el poder y el control sobre las personas (y esto también les da poder económico), y demuestran que el EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS y por ello hacen más daño que bien aunque en la superficie aleguen que es por una buena causa. Nada bueno sale del control mental destructivo, y ninguna ideología, por buena o conveniente que sea para el ser humano, debe ser impuesta por medio de técnicas tan cuestionables.

Aquí la solución es, si el grupo tiene una doctrina sana y acorde a las enseñanzas de la Iglesia, intervenir para eliminar aquellos elementos que conlleven un control mental destructivo y sanear las estructuras para hacerlas más acordes a la libertad de las personas y a la verdadera fé cristiana. Aunque en el caso de la misión, vemos que la doctrina es herética y no se acomoda a una sana doctrina católica (por lo que ya hemos discutido de que se aparta de los planes pastorales de la Iglesia y que constituye en sí misma una Iglesia paralela, aunque no les guste admitirlo), por lo que en este caso la jerarquía ha estado de acuerdo en varias ocasiones que lo mejor es que desaparezca como culto y que se canalice a las personas a grupos ya existentes y sobre una sana devoción mariana.

2. "La gente no hace las cosas con la intención de manipular". Bien... quizá los integrantes de base ignoren que lo que hacen se trata de un control mental destructivo ya que sólo siguen la doctrina del grupo, pero la cúpula sí que entiende y sabe perfectamente lo que hace. No se justifica la ignorancia para aplicar control mental destructivo. Por tanto, si realmente la misión quiere justificar este argumento, debe dar a conocer internamente a sus adeptos todo lo relacionado con el control mental destructivo y exigirles que NO APLIQUEN ninguna técnica que pueda dañar la psique de las personas... Obviamente no lo harán porque saben que se destaparían las mentiras que han ocultado a sus adeptos por años.

3. "Es un ataque del demonio para destruir el grupo a través del razonamiento, la fe no se entiende racionalmente". ERROR. La fe REQUIERE del pensamiento y de la inteligencia para ser realmente fe, porque creer por convicción requiere que nuestra mente vea como conveniente y acorde a nuestro marco de referencia lo que creemos. Si no, se le llama FANATISMO. Debemos entender que si alguien te pide que "no pienses" y sólo creas en la doctrina, lo que quiere es que dejes de cuestionar sus motivos, y por tanto, ALGO OCULTA detrás de esa afirmación.

Y más aún... pienso que el demonio conoce mejor que nosotros mismos cómo opera la mente humana, y por ello nos pone TRAMPAS EMOCIONALES para que evitemos reflexionar acerca de lo que ocurre en este caso. No pensar y dejar que otros piensen por nosotros no nos garantiza que estos otros quieren llevarnos a donde creemos que vamos. El control mental es una TRAMPA y sí pienso que el demonio tiene mucho que ver con ella, así que pensemos... ¿Dios requiere de trampas emocionales para traernos de vuelta a Él? ¿Dios ocupa control mental destructivo para lograr sus fines? ¿Qué clase de Dios sería uno que necesita quitarnos nuestra libertad para formar un nuevo Edén? ¿De verdad creemos que el fin justifica los medios?

Por último, quiero dejar en claro lo siguiente: muchas de las prácticas de estos grupos son BUENAS y CONVENIENTES. El ayuno es malo? NO, el sacrificio es malo? NO, el dejar vicios es malo? NO, el tener una disciplina de vida? el buscar una vida más cercana a Dios? el dar a conocer el evangelio? la exigencia de los miembros a crecer? el buscar apoyo económico para sus obras? NO, NO y NO. Nada de esto es malo POR SI MISMO.

El problema es que los grupos que ejercen control mental destructivo utilizan todas estas prácticas como medios para un fin distino a la santidad de vida. Utilizan mentiras para hacerte creer cosas que están equivocadas, manipulan los sentimientos, manipulan las doctrinas, sincretizan, coaccionan y debilitan a la gente para mantenerlos bajo CONTROL. Control es la palabra mágica, ese es verdaderamente el objetivo final. Lo demás es totalmente reemplazable, pero el control es lo que importa en estos grupos. Control político, económico, personal y familiar. Control sobre lo que hacen y deshacen sus miembros. Esto es lo detestable y peligroso. Esto es a lo que debemos ponerle un alto YA!.

Pronto, mis conclusiones finales.
En línea

caballeroblanco
Usuario Héroe
*****

Reputación: 0
Mensajes: 111


Email
« Respuesta #5 en: 13 de Junio de 2016, 11:05:28 am »

Conclusiones

Como vimos en todos estos posts, el grupo denominado "Misión Virgen del Rosario del Pozo" o "Misión Nuestra Señora del Pozo" se puede perfectamente definir como una secta destructiva, ya no desde un punto de vista, sino desde diversos enfoques y autores especialistas en estos temas. Mis posts van encaminados a dejar evidencia de que el conjunto de prácticas de la misión están encaminados a desarrollar en el adepto un control mental coercitivo y una manipulación indebida de sus pensamientos, conductas, información y emociones. Todo con el objetivo de hacerlos dependientes de una persona o grupo reducido de personas que tienen el hilo conductor de estas prácticas. Los llamados "promulgadores", tanto los que hemos salido del grupo y los que están actualmente dentro del mismos, fuimos y hemos sido víctimas de esta cúpula que ha dañado severamente a miles de personas en todo el mundo.

Aunque en este foro se han deliberado estos temas una y otra vez, noté que nunca se había desmenuzado de forma contínua los argumentos que detallan el abuso psicológico, mental y físico de las personas que han participado en los lamentables hechos que desde 1986 vienen ocurriendo en el interior de este grupo. Y por eso es importante explicarlos desde un enfoque científico y lógico, para que quienes lean esto se den cuenta que no se trata de una persecución, ataque o golpeteo hacia las personas integrantes de este grupo sin una buena justificación. No se trata de dañar a los integrantes de dichos grupos, ya que ellos mismos son víctimas de los abusos. Aqui la denuncia va en contra de las prácticas que tanto nosotros los ex miembros como la jerarquía católica y los especialistas en salud mental consideramos tóxicas y dañinas para la sociedad en su conjunto, y también, como no, en contra de quien inició todo esto, con Juan Angel Collado Pinto a la cabeza, ya que de él y de sus irresponsables actos hacia la sociedad y hacia Dios mismo han desencadenado todo estos eventos.

Finalmente, decir que si en algún momento se pudiera demostrar con hechos realmente contundentes y evidencias sólidas la supuesta aparición de la Virgen en aquel 1953, la opinión que muchos tenemos acerca Juan Collado, de sus actos ante los promulgadores que alguna vez creímos en él, ante la Iglesia y la sociedad, pesarán para siempre en la historia como un lastre sobre la credibilidad de este personaje, y por tanto, deberá dar cuentas muy serias a Dios y los hombres por enturbiar el nombre de María y entorpecer gravemente el plan de Dios para con los hombres.

Mi mayor deseo es que este grupo pueda ser encaminado y orientado fuera del control de este señor que mucho daño hace a la fe de las personas, y que la Iglesia Católica, la verdadera custodia de la misión redentora de Cristo en la tierra, pueda rescatar este grupo de su inevitable choque contra la Iglesia, que evite la excomunión de cientos de personas inocentes, y que algunos de estos hombres y mujeres que, pese a lo errado de su doctrina, tienen condiciones extraordinarias como personas de buen corazón, puedan aportar los mejores años de su vida a la Iglesia dentro de sus comunidades parroquiales o a través del ministerio que Dios decida encauzarles. Por mi parte rezo para que algún día toda esta historia quede sólo como una mala experiencia y que nunca más volvamos a permitir que nosotros, nuestros hijos o ninguna familia católica caiga en este tipo de trampas emocionales que sólo minan la fe y dividen el corazón de los hombres.

Mi última aportación será un post dedicado al enfoque de la Dra. Margaret Singer, denominado las "seis condiciones necesarias para el control mental y la persuación coercitiva" que demustra una vez más como desde un enfoque meramente científico, podemos nuevamente clasificar a la Misión como secta desde otro punto de vista. Tras esto, tomaré un merecido descanso, ya que durante este tiempo he recuperado mi vida y ahora desde el lugar correcto puedo ayudar a muchas personas. Desde la Iglesia, la de Cristo y María, la que nunca debí dejar de lado desde un principio.

En línea

Páginas: 1
Imprimir
 
Ir a: