Páginas: 1
Autor Tema: Denuncia el Papa la "presencia agresiva de sectas"  (Leído 808 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Zorg
Administrador
Usuario Héroe
*****

Reputación: 61
Mensajes: 248



WWW Email
« en: 09 de Noviembre de 2010, 01:47:59 pm »



CIUDAD DEL VATICANO — El Papa Benedicto XVI defendió hoy la acción de la Iglesia Católica contra la 'presencia agresiva' de las sectas, las cuales, sostuvo, se presentan como una 'fácil y cómoda' respuesta religiosa.
 

El Papa hizo sus comentarios en mensaje entregado al nuevo embajador salvadoreño ante El Vaticano, Manuel Roberto López Barrera, de quien recibió sus cartas credenciales durante una audiencia privada en el Palacio Apostólico de Roma.
 

“Sería extraño que los discípulos de Cristo fueran neutrales ante la presencia agresiva de las sectas, que aparecen como una fácil y cómoda respuesta religiosa, pero que, en realidad, socavan la cultura y hábitos que, desde hace siglos, han conformado la identidad salvadoreña”, indicó.

 
La actuación de estos grupos, llamados “neopentecostales”, según el pontífice “resquebraja” la unidad de los fieles católicos con sus obispos y “oscurecen la belleza del mensaje evangélico”.
 

En el texto, escrito en español, el líder católico aseguró que la Iglesia en El Salvador busca promover el bien común fomentando, con independencia y libertad, condiciones que permitan el desarrollo integral de las personas.
 

Esta tarea incluye, dijo, ayudar en la erradicación de la pobreza, en el cuidado de los enfermos y ancianos así como en la lucha contra la violencia, la impunidad y el narcotráfico, “que tantos estragos están causando, sobre todo entre los jóvenes”.

 
Insistió en que el mensaje de Cristo no permite a los católicos mirar con indiferencia la falta de una equitativa distribución de la riqueza, la necesidad de honradez en el desempeño de las funciones públicas o la independencia de los tribunales de justicia.

 
“Tampoco deja de sentirse interpelada la comunidad eclesial cuando a muchos falta una vivienda digna o no tienen un empleo que les procure su realización personal y el mantenimiento de sus familias, viéndose obligados a emigrar fuera de la patria”, estableció.

 
Afirmó que los jerarcas católicos buscan el progreso nacional cuando defienden la dignidad de la vida desde su concepción hasta su ocaso natural, el valor de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, y el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones.

 
Respecto del proceso de reconciliación nacional, Benedicto XVI pidió al gobierno de El Salvador ayudar a sus ciudadanos a renunciar definitivamente a cuanto provoca enfrentamientos, reemplazando las enemistades por la mutua comprensión.
 

Para lograr la conciliación es preciso que todos se convenzan de que la violencia nada consigue y todo empeora, pues es una vía sin salida, un mal “detestable e inadmisible, una fascinación que embauca a la persona y la llena de indignidad”, enfatizó.
 

“La paz es el anhelo que tiene todo hombre; es también una tarea a la que todos han de cooperar sin vacilación, encontrando para ello en el Estado un firme valedor a través de disposiciones jurídicas, económicas y sociales pertinentes”, sentenció.
En línea

"Y la Verdad Os Hara Libres..."

Páginas: 1
Imprimir
 
Ir a: