Páginas: 1
Autor Tema: Las profecías del falso 'padre Ángel'  (Leído 1426 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Zorg
Administrador
Usuario Héroe
*****

Reputación: 61
Mensajes: 248



WWW Email
« en: 10 de Noviembre de 2010, 06:06:49 am »

  • La mayoría de los mensajes apocalípticos nunca se cumplieron, pero le sirvieron para amasar una fortuna de tres millones de euros

    El vidente imita la voz del diablo para doblegar la voluntad de sus fieles

La mayoría de profecías del 'padre' Ángel nunca se cumplieron. Ni la Casa Real sufrió atentado alguno ni otro caudillo se levantó en armas para restituir la dictadura en España. Las plagas de enfermedades, las inundaciones catastróficas y la lluvia de fuego tampoco asolaron nuestro país.

Según las investigaciones de la Guardia Civil, los mensajes apocalípticos del vidente en los años 90 no tenían otra intención que infundir miedo a sus fieles. Un gran temor a la muerte. Un pavor que era el umbral de la adoración a un falso sacerdote.

Los adeptos de la secta de Picassent estaban convencidos de que Ángel Muñoz poseía un don sobrenatural para adivinar el futuro por inspiración mariana. Creían en los vaticinios en nombre de la Virgen del Remedio. Confiaban ciegamente en un hombre que decía ser el único capaz de librarles del mal.

El 'padre' Ángel se presentaba siempre ante sus fieles como el gran redentor de la Junta de Esclavitud del Sagrado Corazón de Jesús, el nombre oficial del convento fortificado de Picassent.

Pero los años pasaron sin que llegaran los tiempos de las catacumbas, la guerra mundial y la cumbre del horror en el Vaticano, otras tres revelaciones apocalípticas de Ángel Muñoz. Su inspiración divina parecía más un don para el oportunismo. El vidente predijo un atentado contra la Casa Real en 1996, un año después de que la policía detuviera a los tres etarras que intentaron asesinar al Rey. Y auguró catástrofes naturales en 1991 tras dos terremotos que asolaron regiones de Perú y Costa Rica.

Los adeptos de la secta estaban aterrados. Su líder imitaba incluso la voz del mismísimo diablo para convencerlos de que el mal estaba muy cerca. El falso sacerdote les impuso normas muy estrictas y extrañas penitencias. Sólo podían entrar en otros templos cuando no se celebraba la eucaristía. Las mujeres tenían que llevar mantilla, medias y manga larga. Todo a la antigua usanza. También besaban el suelo o arrastraban sus rodillas por el monte.

En pocos años, el 'padre' Ángel doblegó la voluntad de sus fieles y amasó una fortuna de tres millones de euros con el dinero que le entregaron para obras de misericordia. Ellos juran y perjuran que donaron sus bienes sin ninguna coacción. El imperio religioso y económico de Ángel Muñoz comenzó a desmoronarse en 2003 tras ser detenido por fraude fiscal, estafa y asociación ilícita.

Las tres graves acusaciones, aireadas por la prensa local, dañaron la imagen del adivino. Y de los cerca de 2.000 creyentes que llegó a reunir en el valle de la Murta de Alzira en 1990, cuando pronunció una de sus profecías, sólo quedan unos 50 adeptos incondicionales.
« Última modificación: 10 de Noviembre de 2010, 06:07:42 am por Zorg » En línea

"Y la Verdad Os Hara Libres..."

Páginas: 1
Imprimir
 
Ir a: